Estudio de un despacho de arquitectura

Una clienta sensibilizada con la calidad ambiental encargó un estudio geobiológico y de tóxicos en un piso que reformaban Roger y Miquel del estudio MA + SA arquitectura.

Tras comprobar que con pequeños ajustes la vivienda se había vuelto más saludable, Roger pidió un estudio de su oficina ubicada en el distrito de Sant Andreu de Barcelona.

Diagnóstico

La oficina estaba bien distribuida. Todos los espacios de trabajo se ubicaban en la parte interior del edificio, con entrada de luz natural de un patio interior y alejados del ruido de la calle. Además, estaban libres de cualquier alteración geobiológica grave procedente del subsuelo.

Se detectaron seis carencias principales:

  • Fuerte campo electromagnético emitido por un router wifi ubicado a tan solo un metro de distancia del espacio de trabajo
  • Instalación eléctrica sin toma de tierra. Además de ser un problema de seguridad, incrementaba el campo eléctrico del espacio de trabajo.
  • Alta concentración ambiental de partículas en suspensión a pesar de la limpieza periódica del espacio
  • Acumulación rápida de dióxido de carbono
  • Alta presencia de gas radón procedente del subsuelo
  • Baja calidad lumínica de la iluminación artificial: espectro incompleto de colores y un excesivo parpadeo detectado con el contador de impulsos.
Corrección

Necesitaban la conexión wifi, ya que había aparatos que no aceptaban cableado de red. Así pues, la acción más sencilla fue separar el router tan sólo unos metros. En cambio, el arreglo de la instalación eléctrica requirió la presencia de un electricista.

Unas adecuadas plantas de interior ayudaron a absorber el CO2 y las partículas en suspensión.

En cuanto al gas radón se sellaron unas fisuras que facilitaban su acceso al espacio interior.

La mejora de la iluminación consistió en nuevas luminarias de amplio espectro, que imitan la luz del día, y sin parpadeo. Esta actuación también mejoró la eficiencia energética y el confort.

Resultados

Roger nos resume

El estudio nos ayudó a conocer nuevos parámetros para mejorar el confort y la salud de las personas, también la nuestra.

Estudios recientes