FALLAS GEOLÓGICAS

La corteza terrestre está en continuo movimiento por efecto de las fuerzas sísmicas y tectónicas. Este movimiento genera discontinuidades o fracturas en las rocas del subsuelo. Entre estas discontinuidades las más problemáticas son las fallas y las diaclasas, conocidas popularmente como geopatías por sus efectos en la salud.

QUÉ SON LAS FALLAS GEOLÓGICAS

Son las cicatrices de los movimientos de ruptura entre dos bloques. En cuanto a las diaclasas son fracturas en las rocas que se generan cuando existen esfuerzos sobre una roca sin que se llegue a producir movimiento.

Existen distintas tipologías de fisuras en función de como se desplazan los dos bloques entre ellos: hacia abajo, en lateral o rotando. No obstante, nuestro interés en cuanto a efectos a la salud se centra en si corre agua subterránea por estas cicatrices, aprovechando la menor resistencia que ofrecen las fracturas. Según este criterio las fallas pueden ser:

  • Fallas húmedas, si transcurre agua por su interior.
  • Fallas secas, sin curso de agua, y más críticas para la salud.

En la naturaleza se suelen poder detectar observando el paisaje. En cambio, en el entorno civilizado se encuentran siempre tapadas y ocultas a la vista humana.

LAS RADIACIONES NATURALES

Las fallas o fisuras constituyen aperturas por donde hay una menor resistencia del terreno a la salida de radiaciones y gases, concretamente:

  • El gas radón encuentra más facilidades para salir hacia el exterior. Las viviendas construidas en la vertical de fallas suelen acumular mayores dosis de este gas cancerígeno.
  • La radioactividad natural, como los rayos gamma, también encuentra una salida más fácil hacia el exterior a través de las fallas, incrementando el estrés celular de las personas situadas en su vertical.
  • El campo magnético terrestre se incrementa justo encima de la vertical de las fisuras.
Por las fisuras se emite mayor radiactividad

EFECTOS EN LA SALUD

Entre los efectos más habituales en las personas se pueden encontrar:

  • insomnio
  • Afectaciones al sistema circulatorio
  • nerviosismo
  • irritabilidad
  • hiperactividad
  • hipersensibilidad emocional

Es precisamente por la noche, cuando el cuerpo descansa, cuando se miden mayores niveles de radiaciones en la vertical de las fallas y diaclasas. Por este motivo, es importante no situar la cama en la vertical de una fisura.

DETECCIÓN DE LAS FISURAS

Puede sospecharse de la existencia de fallas bajo casa si se observa la aparición de grietas verticales en el edificio. También puede sospecharse de su presencia debajo del dormitorio si se duerme mejor en otro cuarto.

Su detección puede realizarse mediante aparatos técnicos que miden los incrementos de la radiactividad terrestre natural y del campo magnético terrestre, o bien mediante instrumentos de radiestesia, como el péndulo o las varilla en «Y».

La geobiología estudia los efectos de esta energía natural procedente de la Tierra en la salud de las personas. Un estudio geobiológico mide todo el conjunto de radiaciones naturales y artificiales en la vivienda y propone acciones para crear un espacio más saludable.

Normalmente, las soluciones más sencillas son las más efectivas y un simple desplazamiento de la cama fuera de la vertical de la falla puede suponer una gran mejora del sueño.