BIOHABITABILIDAD

Desde hace miles de años se tiene conocimiento de la existencia de lugares donde la vida y, por extensión, las actividades del ser humano, se desarrollan de forma más favorable y sana. 

Por el contrario, existen lugares menos favorecedores, normalmente asociados a contaminación electromagnética o química, donde las personas que pasan mucho tiempo no duermen bien o incluso enferman más fácilmente.

¿QUÉ ES LA BIOHABITABILIDAD?

La biohabitabilidad es la ciencia que identifica, mide e interpreta anomalías ambientales de los espacios interiores que puedan ser críticas para el bienestar y la salud de las personas. 

A partir de los valores de referencia de la baubiologie, valores de precaución para las zonas de descanso y de sueño, se plantean soluciones para ayudar a vivir en una vivienda lo menos contaminada y lo más natural posible.

SÍNTOMAS HABITUALES DE UN HÁBITAT NO SALUDABLE

  • Dormir mejor en hoteles que en casa.
  • Al levantarse por la mañana sentir dolor de cabeza o la sensación de no haber dormido.
  • Despertarse habitualmente a media noche.
  • Enfermar frecuentemente desde la mudanza a una casa nueva.
  • Toser en espacios como la oficina o la propia casa y no hacerlo en el exterior.

¿QUÉ PARÁMETROS TIENE EN CUENTA LA BIOHABITABILIDAD?

La biohabitabilidad estudia:

¿QUÉ SOLUCIONES PROPONE?

Se redacta un informe técnico detallado que compara los valores medidos de cada contaminante con los valores de referencia de la baubiologie.

En función de los valores medidos, pueden proponerse cambios de organización del espacio, mejoras en instalaciones eléctricas, eliminación de fuentes contaminantes, etc.

¿CÓMO PUEDO SABER SI EL HOGAR ES SALUDABLE?

El estudio de biohabitabilidad más completo incluye el Estudio Geobiológico y el Estudio de Tóxicos del aire interior.

En función de los síntomas, puede optar por realizarse únicamente uno de los dos estudios.

El elemento común en todas las civilizaciones ha sido la observación del sol.

Si trazamos unas líneas en la dirección de las salidas y puestas de sol durante el solsticio de invierno y de verano, se obtiene el rectángulo solsticial.

Compartir

Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
Facebook